El carbón: origen y usos

Se viene utilizando el carbón como fuente de energía desde hace algunos siglos. Representa una de las industrias más importantes a nivel mundial en cuanto a generación de energía, a pesar de estar comprobado su alto impacto sobre el ambiente.

El origen del carbón es fósil. Es decir, proviene de la descomposición de materia orgánica desde hace miles de años, aunque su explotación no haya sido aprovechada hasta el siglo XVIII.

Origen carbón

¿De dónde viene el carbón?

El origen del carbón se remonta hasta hace más de 300 millones de años durante la era carbonífera. El origen del carbón mineral proviene de restos orgánicos vegetales. Estos fueron acumulándose durante miles de años debajo de depósitos de agua donde no tenían acceso al oxígeno. Así, las bacterias realizaron una descomposición anaerobia haciéndolos ricos en carbono.

Con el paso de los años y debido a los diferentes movimientos geológicos que ha tenido el planeta, el carbón se solidificó hasta convertirse en una roca dura ubicada en su mayoría bajo la superficie terrestre. No obstante, existen fuentes o yacimientos de carbón sobre la superficie.

Carbón natural y carbón sintético

Si bien el carbón es de origen natural, netamente vegetal, al ser un recurso no renovable, se ha desarrollado la tecnología para crear carbón sintético, que puede rendir con las mismas propiedades que el carbón natural.

De hecho, el carbón desarrollado en laboratorio ha sido diseñado de forma que pueda aprovecharse aún más la estructura de este material para su combustión. Se fabrica a través de residuos orgánicos o biomasa, que, bajo ciertas condiciones, favorecen la producción de carbono pese a ser modificado para explotar las propiedades propias del carbón.

Hoy en día, el carbón sintético está orientado hacia el uso en súper colectores de energía, que permitirán beneficiar la energía proveniente de fuentes renovables, resolviendo así el problema de eficiencia que presentan algunas de ellas.

No hay que confundir el carbón sintético diseñado en laboratorio con el carbón artificial desarrollado a partir de restos naturales. El origen del carbón vegetal es la destilación de madera, así como también existe el carbón animal procedente de la descomposición de huesos de animales.

Origen carbón

El carbón como fuente de energía

Como fuente de energía, la explotación y uso del carbón tiene su origen desde el siglo XVIII con la llegada de la revolución industrial y el perfeccionamiento de las máquinas a vapor. Tuvo su mayor auge en los años 70 y ha tenido un repunte cada vez que existe una crisis en el sector petrolero, sin embargo, es el petróleo y los combustibles derivados de otros fósiles, quienes llevan la vanguardia más allá del carbón.

Antes de la revolución industrial se despreciaba el uso del carbón pues no se veía realmente un aprovechamiento útil del mismo. Pero cuando fue necesario encontrar una fuente de energía para las máquinas de vapor, un combustible con un alto rendimiento, encontraron en el carbón la solución. Es así como la industria del carbón se expandió en poco tiempo, convirtiéndose en la principal fuente de energía hasta la llegada de la electricidad y la explotación del petróleo.

Sin embargo, en la actualidad sigue siendo parte del suministro de energía en el mundo. Sigue siendo una de las energías primarias existentes. El uso del carbón se puede derivar hacia otras fuentes de energía final, como la electricidad. Un ejemplo de esto son las plantas termoeléctricas, donde se utiliza carbón como fuente de calor para crear vapor de agua que pone en marcha las turbinas generadoras.

Ventajas y desventajas del carbón

Como todo en este mundo, el carbón cuenta con diferentes ventajas y desventajas. Como fuente de energía, el carbón es el recurso más contaminante por la gran cantidad de elementos que arroja al ambiente, destacándose las altas concentraciones de dióxido de carbono.

Es poco eficiente para la generación de energía eléctrica, pues no puede ser totalmente explotado. Por esto se han desarrollado carbones sintéticos.

Es abundante. A pesar de ser un recurso no renovable, pues proviene de la descomposición de materia orgánica en un proceso duró miles de año, aún existen grandes cantidades en la naturaleza de este recurso.

La explotación del carbón es económica en comparación con otras fuentes de energía, como el petróleo o el gas natural. Aunque conlleve riesgos para la salud para quienes se expongan a este material o los derivados provenientes de su explotación.

Es muy versátil. Tiene muchas aplicaciones como fuente de energía, y en muchos casos estas aplicaciones pueden derivarse hacia la producción de fuentes de energía más limpias y renovables.

La industria del carbón

Ya que el carbón se encuentra a profundidades bajo la superficie terrestre, es necesario crear minas de excavación desde donde se pueda extraer el recurso. Estas puedes ser superficiales o subterráneas. Al comienzo de la industria, las minas de carbón provenían del subsuelo. El tipo de minería (si es superficial o subterránea) lo determina donde se ubique el recurso, y el tipo de terreno circundante.

El carbón luego de ser extraído tiene que pasar por un proceso de purificación donde se eliminen todos los defectos o subproductos que no sean útiles. De allí pasa al almacenamiento y producción a gran escala, donde el producto final es distribuido a la industria para su aprovechamiento como combustible.

El carbón en el mundo

China, Estados Unidos, Japón y Australia lideran la producción de carbón. En estos países se encuentran grandes minas de extracción carboníferas, superando así la producción española.

Estas minas representan un impacto ambiental, pues cambian todo el aspecto del lugar donde se establecen, además generan desechos que contaminan todo a su alrededor convirtiéndolas en altos agentes contaminantes. Por otra parte, son lugares de trabajo riesgosos, donde las operaciones de la minera de carbón representan grandes desafíos para sus operadores.

En casi todo el mundo, diseminado en diferentes países, se encuentran yacimientos de carbón, por lo que industria del carbón está lejos de morir. Además, es un recurso al alcance de los países donde se explota, del cual pueden recurrir evitando acarrear grandes gastos por conceptos de importación de otras fuentes de energía.

A través de esta página puedes entender más acerca del carbón. También puedes leer sobre su futuro y sobre el consumo tanto en España como en el resto del mundo.

Si deseas conocer cómo se forma el carbón, hazlo en el siguiente video:

Comments are closed.