Energía controlada hidráulicamente

Si tomamos en cuenta que la energía es todo aquello que puede moverse o transformarse y la hidráulica es una fuerza impulsada por fluidos, podemos decir que la energía controlada hidráulicamente es todo aquel impulso o fuerza aplicada por el agua o cualquier otro fluido, del cual se hace aprovechamiento de la energía cinética y potencial generado, para así posteriormente ser transformada en energía eléctrica. Que utilzan las comercializadoras, ¿Cuál es la mejor compañía eléctrica en estos momentos? Las que utilizan energía sostenible.

La energía controlada hidráulicamente es considerada una energía renovable, puesto que no se agota, ya que las corrientes de agua siempre están presentes. Al aprovechar estos fenómenos naturales, no se altera el ecosistema, por lo cual también se constituye como energía verde.

Sin embargo, no siempre es así, ya que muchas veces se da el caso de la construcción de represas artificiales para generar la energía controlada hidráulicamente. Esto gracias a agua obtenida no solo de algún cause cercano, sino del clima lluvioso que algunas áreas presentan. Sigue siendo energía verde renovable, aunque es un poco más forzada su producción y requiere de una inversión mayor.

Energía controlada hidráulicamente, energía hidráulica, agua, fuente de

Construcciones para la energía hidráulica

Las centrales hidroeléctricas son aquellas que generan energía controlada hidráulicamente para la distribución y comercialización, hacen uso de caudales de agua cuyo final tenga una caída de altura considerable. En este sentido, la fuerza con la que este se precipite hacia abajo impulsará el movimiento de turbinas hidráulicas que alimenta a un generador eléctrico.

Estas deberán cumplir con la demanda existente en la región para la cual se está prestando el servicio, lo que será variante durante todo el día. En consecuencia, se puede afirmar que en las noches el consumo es mayor, puesto que la iluminación y uso de artefactos eléctricos en la zona están en uso. Otro factor imperante es el clima, lo que conlleva al uso de aires acondicionados y calentadores. Para cumplir con esta demanda de energía se encuentran compañías o industrias, que deberán abastecer el servicio de forma eficiente.

Por esta razón, se necesita obtener un control absoluto del sistema donde el canal de agua presenta sus compuertas, que retienen el agua y a su vez son capaces de liberarlas según sea el caso, para evitar inundaciones en el ecosistema que lo rodea.

Generadores hidroeléctricos

Dependiendo del tipo de generador de energía controlada hidráulicamente, todas tienen capacidades distintas, aunque la mayoría de estas solo producen corriente alterna. Lo que caracteriza a una central hidroeléctrica es su capacidad de generación eléctrica, donde se toma en cuenta no solo la cantidad de energía, sino también la potencia que esta ejerce.

Los generadores monofásicos tienen una capacidad limitada de 25Kw o menos y producen una sola fuente continua de tensión alterna, por lo tanto, su aprovechamiento es limitado. Luego están los generadores dobles fase o multifásicos de corriente alterna, cada tensión es tomada en cuenta como una monofásica independiente y suelen usarse en motores de arranque automáticos.

Qué generadores usan las centrales

Las centrales hidroeléctricas modernas utilizan generadores de corriente trifásica, puesto que su eficiencia es mayor y la cantidad de energía desperdiciada es mínima, son más prácticos, económicos y puedes ajustarlos para que produzcan energía monofásica si es requerido.

Todos estos cambios de tensión puedes verlos reflejados en tu propio suministro eléctrico, el cual posees libertad de cambiar con tu propia compañía suministradora o puedes solicitar igualmente un cambio si lo desea.

Centrales de energía generada hidráulicamente

A nivel mundial, las centrales hidroeléctricas representan un alto porcentaje de la energía eléctrica generada y es que es una de las formas más económicas de producción, puesto que después de la creación, compra de la maquinaria y la instalación de esta, toda la energía producida es gratuita, a excepción de algunos gastos de mantenimiento.

El agua que circula de forma natural no representa ningún costo para el servicio, la inversión se recupera de forma rápida y el mantenimiento es eventual, lo que la convierte en una fuente de energía idónea.

Latinoamérica, líder en consumo renovable

América latina es considerada la cabecilla mundial en el uso de energía con bajo porcentaje de emisiones de carbono, contando actualmente con generadores hidroeléctricos que producen más de la mitad de los suministros eléctricos en todo el continente.

La central hidroeléctrica de Itaipu se encuentra en la frontera entre Paraguay y Brasil, es considerada la segunda planta hidroeléctrica más grande a nivel mundial y la primera en toda Latinoamérica, tiene una capacidad de 700 MW proporcionado por 20 unidades generadoras y actualmente provee el 70% de la energía eléctrica a todo Paraguay y el 17% en Brasil. Ver el potencial que esta muestra, es un ejemplo claro de la capacidad que tenemos de aprovechar los recursos naturales y convertirlos en fuentes potenciales de energía.

Beneficios y dificultades para la puesta en marcha de proyectos hidráulicos

La construcción de centrales hidroeléctricas podría generar una cantidad significativa de empleo a corto, mediano y largo plazo, ya que se requiere de ingeniería y mano de obra para el mantenimiento que este exige. Además, es una opción que seguro beneficiaría al mundo por su rentabilidad en el aspecto económico, ya que la inversión se paga por si sola y su mantenimiento no es muy costoso. Asimismo, su facilidad para cumplir con la demanda, haciendo un manejo perfecto del equipo según sea el caso.

Algunas desventajas

Por otra parte, no todo es ideal, existen desventajas para los inversores futuros, como el agotamiento de las reservas, actualmente se han hecho uso de la mayoría de los escenarios conocidos que son adecuados para la instalación de sistemas de energía controlados hidráulicamente.

La totalidad de los espacios no han sido ocupados, pero reduce significativamente las opciones, a menos que se realice una nueva búsqueda de territorios que cumplan con los parámetros mínimos para la instalación de una central hidroeléctrica, como el clima que presente anualmente, ya que es necesaria la presencia de las lluvias para mantener los niveles de agua a raya en los embalses.

Aunque se considera como una de las fuentes de energía de mayor envergadura y de costos de inversión, estamos hablando de una de las instalaciones más rentables a nivel mundial, que puede generar tanta electricidad como se le sea posible y a su vez ingresos económicos permanentes.

Puedes saber más leyendo este artículo.

Comments are closed.