Coruñesa de 29 años

Laura Fernández · Mi pequeño mundo

lff@culturadecomunicacion.com

Un pequeño trébol descansa junto a sus hermanos en una gran pradera verde. Él es distinto a los demás. No es sólo que tenga cuatro hojas y sea el comúnmente denominado “trébol de la suerte”, sino que nació del primer sueño de un bebé. Este sueño, al que seguramente nadie le había dado mayor importancia, fue el germen de sus raíces que con vueltas, giros y enredos tejieron un pequeño mundo. Él era su protector. Él era el guardián de todos los seres y horizontes que se creaban con cada fantasía de la pequeña.

Pero el tiempo pasa y los bebés crecen. ¿Qué hacer con las ilusiones? ¿Con la imaginación? ¿Con aquella creatividad que nace contigo? El paso de los años hace que la gente elija si guardar este tesoro o, como se suele decir, “hacerse mayor”.

Este dilema también me afectó a mí, a esa pequeña niña cuyas fantasías las protege un trébol de la suerte. Lo tenía claro, creo que desde que nací: reservé un sitio especial para este pequeño mundo de forma que siempre estuviera presente en mi vida y pudiera refugiarme en él cuando lo necesitara.

¿Y qué mejor que dedicarse a una profesión que se enriqueciera con ese mundo lleno de creatividad y viceversa? La verdad es que el mundo del audiovisual y del diseño bebe continuamente de las fantasías e ilusiones de los creadores para transmitirlas al público.

¿Y los nuevos canales de comunicación online? Hay que sumergirse en ellos para aprovechar su capacidad de difusión, una capacidad que nos ayuda a crear una comunidad con unos mismos gustos, intereses y esperanzas, un pequeño mundo que ya no sólo disfruta uno.

Por todo ello sé que mi etapa en Cultura de Comunicación será el comienzo de una nueva aventura llena de creatividad e ilusión que podré compartir con el resto del equipo y con todos vosotros.

Foto: Montse Leira

Los post de Laura